El Slow fit es nueva forma de entrenamiento alternativa a las actividades dirigidas de más intensidad e impacto. 

Este entrenamiento se centra en la filosofía del Slow Movement y el Mindfullness para desarrollar el cuerpo de forma consciente, controlada y eficaz. 

Se basa entonces en la idea de que no necesariamente hay que realizar un ejercicio en muchos casos a una alta velocidad o, de forma general, que te lleve a dejarte exhausta para mantener una buena salud física y estar en forma. De hecho, lo suave, lo lento, supone más control, más precisión, más enfoque y una implicación de grupos musculares que no suelen ser entrenados o solicitados en actividades de alto impacto.

Así, esta forma de hacer ejercicio físico busca el máximo esfuerzo sobre el propio cuerpo y los músculos, evitando lesiones mediante la mezcla y combinación de posturas y técnicas propias del yoga con los ejercicios de tonificación muscular.

Se empieza por aprender a controlar y a entender la respiración con relación a la activación y relajación muscular, pasando por estirar y tomar conciencia de cada parte del cuerpo a ejercitar con diferentes ejercicios que proporcionan fuerza, resistencia, flexibilidad y equilibrio. Equilibrio no solo físico, sino también interno y emocional, ya que, además de desarrollar el físico, “nos permite elevar nuestro nivel de energía y aumentar nuestra capacidad de concentración. 

Puede ser una buena base para practicar otras disciplinas con mayor control postural, evitando lesiones. 

¡No te dejará indiferente!

Intensidad: 6-7

¡ANÍMATE Y PONTE EN FORMA CON NOSOTRAS!